Breve historia del piano

En esta solapa conocerás una breve historia del instrumento desde sus orígenes y evolución en el tiempo.

Antecesores

Muchos historiadores consideran que el origen de los instrumentos de teclado está representado por el Monocordio de Pitágoras (579 a.c.- 475 a.c.). Estaba constituido por una única cuerda en tensión sobre una caja de resonancia de madera, que se hacía sonar mediante percusión, punteado o frotado. Este instrumento fue usado por Pitágoras y Euclides para investigar las relaciones entre intervalos musicales y estudiar la geometría en base a las divisiones del mismo.

Monocordio de Pitágoras (Grecia, siglo V a.c.)

Otros consideran que el verdadero antecesor del piano es el Salterio, que fue introducido por los cruzados en Europa desde Oriente en la Edad Media (siglo XII). Estaba construido con una caja de resonancia trapezoidal sobre la cual se disponían un número considerable de cuerdas de distintas longitudes sostenidas por dos puentes y tensadas por clavijas; esto posibilitaba un amplio rango de sonidos desde los graves hasta los agudos. El sonido se producía por pulsación con los dedos o percusión con un plectro.

Salterio (Oriente, siglo XII)

Instrumentos de teclado

A partir de la tabla trapezoidal del salterio, y a través de la aplicación de un teclado, surgen más tarde una serie de instrumentos que constituyen el siguiente paso en la evolución hacia el piano moderno. Estos instrumentos de teclado se dividen en dos grupos:

  • de cuerda punteada (clavicembalo, espineta y virginal)
  • de cuerda percutida (clavicordio, pianoforte y piano moderno)

En la búsqueda de tratar de alejar los dedos del contacto con las cuerdas, en el siglo XIV se incorporan plectros que se movían mediante la acción del teclado. Más tarde esos plectros se perfeccionan para lograr un sonido de mayor calidad, mediante el uso de las partes puntiagudas de plumas de cuervos. Este instrumento se conoció como Clavicembalo (o clave clavecín), descansaba sobre pies, su caja de resonancia tenía forma de ala de pájaro y poseía varios registros (juegos de cuerdas con timbres diferentes) que se accionaban con tiradores manuales. En el siglo XVII el teclado del clave tenía una extensión de 4 octavas y media; más tarde, la extensión aumentó hasta 5 octavas y se agregó otro teclado para facilitar tocar en los distintos registros. Era un instrumento de sonoridad rica y brillante.

 

Clavicembalo de doble teclado

Hacé click aquí para escuchar el sonido del clavicembalo

La Espineta era un instrumento pequeño, por lo general de forma triangular o rectangular con el teclado colocado en el lado más largo y las cuerdas perpendiculares a las teclas. Al igual que el virginal, poseía una sola cuerda por sonido. Tuvo su máximo esplendor en los siglos XVI y XVII.

El Virginal es mayor que la espineta, generalmente de forma rectangular, también con el teclado ubicado en el lado largo y con una sola cuerda por sonido.

Espineta (Italia, siglo XIII)

 

Virginal (siglos XVI y XVII)

El verdadero antecesor del piano fue el Clavicordio, que surgió en Europa en el siglo XVI. Tenía una sonoridad débil, dulce y clara producida por la percusión de una pequeña lámina metálica (llamada tangente) sobre la cuerda. La caja de resonancia es rectangular y el teclado está dispuesto sobre su lado largo con las cuerdas perpendiculares a él. Las graves, de latón o cobre están situadas delante, y las agudas, de acero, están detrás. En los primeros instrumentos, todas las cuerdas tenían la misma longitud, pero luego las agudas se acortaron.

Al principio la extensión de este instrumento era de 4 octavas, pero luego se aumentó a 5. A diferencia del clavicembalo, el clavicordio tenía respuesta al tacto, variando la intensidad de sonido según la fuerza del ataque. La curva de extinción del sonido es rápida.

Clavicordio

Hacé click aquí para escuchar el sonido de un clavicordio y un virginal.

 

El pianoforte, primer piano de la historia

El Pianoforte (o Fortepiano) fue construido por el italiano Bartolomeo Cristofori en 1711. Era un instrumento parecido en su aspecto exterior al clavicembalo, pero con una mecánica diferente consistente en una serie de martillos de madera colocados en la parte posterior de las teclas. Cada martillo correspondía a una cuerda o grupo de dos o tres cuerdas afinadas al unísono y poseía un apagador de fieltro encargado de apagar el sonido mientras el martillo vuelve a su lugar. El pianoforte, como indica su nombre, era capaz de producir sonidos más fuertes o más débiles, de acuerdo a la potencia de pulsación. Este instrumento se popularizó más tarde gracias al constructor alemán Gottfried Silberman.

Pianoforte de Bartolomeo Cristofori (1720)

Hacé click aquí para escuchar un pianoforte

 

Mecánica y evolución del piano moderno

En la construcción de instrumentos de cuerda percutida se diferencian dos escuelas: la alemana o vienesa, creada por Johann Andreas Stein en 1770 y la inglesa, inspirada directamente en el pianoforte de Cristofori

La mecánica vienesa genera una sonoridad clara y cristalina parecida a la del clavicembalo, a partir de una tabla de armonía y cuerdas delgadas, martillos pequeños y ligeros recubiertos de cuero. Estos pianos eran los preferidos de Mozart.

PIanoforte de Johann Andreas Stein

La mecánica inglesa fue llevada desde el continente por Johannes Zumpe, un discípulo de Silbermann que en 1766 construyó el primer pianoforte inglés. La mecánica, luego perfeccionada por Burkat Shudi y más tarde por John Broadwood, se caracterizaba por martillos más grandes y pesados que percutían las cuerdas con más fuerza. La sonoridad era más potente aunque igualmente clara y cristalina.

Piano cuadrado de Johannes Zumpe

Luego hizo su aparición la escuela francesa, con artesanos de la talla de Sébastien Érard y Joseph Pleyel. En 1853 Heinrich Steinweg, un emigrado alemán (cuyo nombre luego se transformaría en Henry Steinway) fundó la primera fábrica americana.

Piano de Joseph Pleyel

Piano Steinway & Söhns 1868

En base a las dos mecánicas originales, surgieron dos escuelas expresivas del pianismo del siglo XVIII representadas por Wolfgang Amadeus Mozart (pianos vieneses) y el italiano Muzio Clementi (pianos ingleses).

Mozart, el primer gran compositor que escribió para el pianoforte, explotaba la sensibilidad de toque y delicadeza sonora del instrumento desarrollando un toque no virtuoso, elegante y de buen gusto.

Clementi por su parte, establecido en Londres desde 1774, aprovechó las posibilidades sonoras de los pianos ingleses y se destacó por su técnica virtuosa basada en la velocidad, brillo y potencia de pulsación.

El primer piano vertical fue construido por Matthias Múller en Viena hacia 1800.

 

Mejoras del instrumento

A partir de 1800 el pianoforte comenzó a evolucionar a partir de varias modificaciones.

  • Una de las mejoras fundamentales al instrumento fue la incorporación de los pedales.

El pedal derecho o forte levanta todo el juego de apagadores permitiendo que las cuerdas vibren libremente y en consecuencia no sólo se logra un sonido más prolongado, sino enriquecido por los armónicos de las demás cuerdas que vibran por simpatía.

El pedal izquierdo o una corda, desplaza todo el juego de martillos hacia la derecha de manera que percutan una sola cuerda cuando es doble, dos cuando es triple o el borde cuando es única (como las bordonas en el registro grave).

Más tarde Steinway introdujo un tercer pedal, el tónico, que permite prolongar el sonido de las cuerdas graves sin afectar al resto de los registros.

Los primeros pedales, incorporados en 1780, se manejaban en un principio a través de tiradores manuales y luego por rodilleras colocadas debajo del teclado.

  • La extensión pasó de 5 octavas a 6 1/2 en la época de Beethoven y a 7 1/2 en el piano de cola moderno.

  • Los martillos aumentaron su tamaño y potencia. El conjunto de cuerdas, tabla armónica y cuadro se reforzaron.

  • En 1821 Pierre Érard inventa el dispositivo de repetición o doble escape que permite que cuando se toca repetidamente una nota, la reacción de la misma sea lo suficientemente rápida para volver a su lugar y posibilitar la nueva pulsación.

  • En 1825 Alpheus Babcock introduce el cuadro de fundición de una sola pieza, que permite aumentar la tensión de las cuerdas

  • En 1826 Jean Henri Pape incorpora el fieltro para recubrir los martillos, lo cual enriquece la sonoridad.

 

El piano moderno

El piano moderno se compone de 4 elementos: bloque instrumental, la mecánica, el teclado y el mueble.

  • Bloque instrumental: es el conjunto comprendido por la tabla armónica, el cuadro, puentes, cuerdas y clavijero. El cuadro es una pieza única de acero fundido que tiene la misma forma del mueble y en el cual está fijado el extremo posterior de las cuerdas. El cuadro soporta una tensión de hasta 20 toneladas. La tabla armónica, que se encuentra debajo del cuadro, es de madera de entre 7 y 10 mm de espesor y amplifica las vibraciones de las cuerdas que le transmite los puentes. Los puentes son dos: uno sostiene las cuerdas medias y agudas y otro las cuerdas graves. Las cuerdas se componen de un alma de acero sobre la cual se enrrolla un hilo de cobre. En los registros agudo y medio hay 3 cuerdas por sonido; en el grave dos y en el extremo más grave, una sola cuerda gruesa (bordona) por sonido. Las cuerdas se sujetan en un extremo al cuadro y en el otro a las clavijas, que sirven para tensarlas y darles la afinación justa.

  • Mecánica: comprende el conjunto de palancas que unen las teclas con los martillos. Los martillos también son de madera recubiertos por fieltro. A cada martillo corresponde un apagador.

  • Teclado. el del piano de cola tiene 88 teclas y el vertical 85. Las teclas son varillas de madera, las blancas son de tilo recubiertas en un extremo por marfil o material sintético y las negras de ébano. En el registro grave se aumenta una pesa de plomo para compensar el peso de los martillos.

  • Mueble: la madera se selecciona, se seca por métodos naturales y se la recubre con un chapeado de madera preciosa.

Interior de un piano de cola

Interior de un piano vertical

Detalle de apagadores, cuerdas y martillos de un piano de cola


Esquema del mecanismo de pulsación en un piano de cola

 

Hacé click aquí para escuchar el sonido del piano moderno

El piano eléctrico

En el siglo XX aparecen los primeros instrumentos de teclado electromecánicos, en los que el sonido se produce mecánicamente y luego se convierte en una señal de audio electrónica mediante pastillas. 

Uno de los primeros instrumentos de este tipo fue el piano de cola Neo-Bechstein, que apareció en 1929. Hacé click aquí para escuchar el sonido de este modelo.

Piano Neo-Bechstein

Tipos según el modo de producción del timbre

  • Cuerda percutida: son pianos verticales o de cola con verdaderas cuerdas y martillos; algunos también tienen caja de resonancia. La vibración de las cuerdas se convierte en una señal eléctrica. Las fábricas Yamaha, Baldwin, Kawai y Helpinstill construyen estos instrumentos.

         Hacé click aquí para escuchar un piano Yamaha

  • Lengüetas percutidas: usan lengüetas planas de acero golpeadas por martillos de fieltro. Este sistema, usado por los pianos Wurlitzer, produce un sonido parecido al vibráfono. 

         Hacé click aquí para escuchar un  piano Wurlitzer

  • Diapasones percutidos: los pianos Fender Rhodes usan diapasones con dos partes, una especie de púa de alambre que es percutida y una barra de tono que es de acero y actúa como resonador agregando sustain al sonido. La púa del diapasón es percutida por un martillo con punta de neopreno.

         Hacá click aquí para escuchar un piano Fender Rhodes

Piano de cola Yamaha CP-70M

Piano Wurlitzer 214

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Piano Fender Rhodes

 

El piano electrónico

Tienen la extensión de un piano acústico. El sonido se produce a través de los tonos de sus osciladores, al igual que en los sintetizadores analógicos. En un comienzo no poseían teclado sensible al toque, pero en la actualidad la gran mayoría ha incorporado esta tecnología. Su popularidad decayó luego de la década del 80 con la aparición de sintetizadores y teclados electrónicos, de menor peso, tamaño y más económicos.

Piano Hemingway DP-701

                            Hacé click aquí para escuchar un piano Hemingway

 

BIBLIOGRAFÍA

Salvat, J (Ed) 1989. Instrumentos, Intérpretes y Orquestas. Editorial Salvat S.A. Pamplona